Miércoles, 19 de Junio de 2019 18:00

En la Universidad de La Frontera, el profesor Gonzalo Polanco dictó charla sobre el proyecto de reforma tributaria

Sobre las modificaciones a la Norma General Antielusión, Ley de la Renta y los cambios que se podrían incluir en el proyecto expuso el académico.

Reforma Tributaria, ¿qué espera La Araucanía?, se tituló el seminario que organizó la Facultad de Ciencias Jurídicas y Empresariales de la Universidad de La Frontera (UFRO), encuentro al que asistió el pasado 14 de junio el académico el director del Centro de Estudios Tributarios, Gonzalo Polanco.

Durante la jornada, el profesor dictó una charla en la que analizó el proyecto de reforma tributaria que actualmente se debate en la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados.

NGA y Ley de la Renta

El académico señaló que pese a que muchas de las propuestas van en la dirección correcta enumeró algunos puntos que considera deberían reestudiarse. En el caso de la Norma General Antielusión (NGA), indicó que “no hay NGA que genere completa seguridad al contribuyente”. En este ámbito, manifestó que “la actual es una norma más de carácter preventivo que de aplicación práctica”.

Sin embargo, consideró positivo que en la normativa se realizaran “ciertas precisiones en el uso de términos, como la referencia a hechos gravados y no hechos imponibles, por ejemplo, y a la eliminación de la expresión negocios jurídicos y aclaraciones”. Sin embargo, añadió que se debe reestudiar la anunciada conformación de la comisión que revisará estos casos.

En relación a la Ley de la Renta, el director del CET dijo que hay modificaciones “lógicas”. Sin embargo, manifestó que “un sistema con dos regímenes generales, además de los especiales, inevitablemente generará dificultades”.

Sobre la deducción de gastos, dijo que le preocupaba el impacto que se podría generar en las arcas fiscales; mientras que sobre la norma de gastos rechazados preguntó si tiene sentido en los términos que existe en la actualidad.  

Lo que falta

El académico fue enfático en decir que se debe generar una discusión global sobre el sistema tributario que se quiere modificar. En este aspecto, cuestionó el por qué Chile no tiene un sistema desintegrado como la mayoría de los países de la OCDE. También, planteó que se deben revisar los diferentes impuestos que se generaron durante el siglo XX y que siguen vigentes en una economía del siglo XXI. Esta discrepancia queda de manifiesto en la mantención, por ejemplo, del impuesto de Timbres y Estampillas, no existiendo aún un gravamen para la economía digital. Asimismo, agregó que debe haber una revisión de las exenciones y tratamientos de excepción para algunas zonas del país.

Algunas de las recomendaciones que considera deberían poder incluirse fue la de “retornar a la tasa máxima del impuesto a las personas al 40%; aumentar el impuesto al diésel e igualarlo al de las gasolinas; aumentar las contribuciones a inmuebles de alto valor; eliminar la renta presunta y evaluar las exenciones a las ganancias de capital; devolución del crédito por Impuesto de Primera Categoría a los cotizantes de fondos de pensiones; y modificaciones al IVA, ampliando la base de actividades afectas. Una de las deudas pendientes es disminuir la tasa”.

Instituciones

En relación a los cambios en materia institucional, dijo que “el sistema tributario se debe ver de manera global, actuando como una triada entre contribuyentes, tribunales y el fisco”.

Añadió que se debe discutir la autonomía del Servicio de Impuestos Internos (SII); así como también dijo que debería existir una segunda instancia especializada para dirimir juicios tributarios; y los Tribunales Tributarios y Aduaneros no deberían depender del Ministerio de Hacienda. También, dijo que debe “plantearse si es conveniente tener un servicio como la Tesorería separado de Aduanas y del SII”.

Respecto de la Defensoría del Contribuyente (DEDECON) manifestó que esta institución “debería tener facultades de representación y no depender del Ministerio de Hacienda”.

A este encuentro, que se realizó en el marco del aniversario Nº 50 de la carrera de Contador Auditor que se imparte en la UFRO, asistieron también Hernán Frigolett, ex Tesorero General de la República y actual académico de la Universidad de Los Lagos, y Eduardo Álamos, ex académico de la Universidad de la Frontera.