Lunes, 29 de Julio de 2019 13:00

CTI realizó conferencia sobre la incertidumbre del tratamiento del impuesto a las ganancias, en base a la interpretación CINIIF 23

Durante la jornada, el profesor Leonardo Torres –quien dictó la charla– habló sobre el propósito y alcance de esta interpretación; así como también definió el concepto de tratamiento tributario incierto y puso ejemplos extraídos de la interpretación CINIIF 23. Agregó que su aplicación les generará un pago adicional a las organizaciones, que puede afectar la tasa efectiva de impuesto y los dividendos de los accionistas de las compañías.

El pasado 25 de julio el Centro de Contabilidad y Transparencia Informativa (CTI) realizó la conferencia titulada Reconocimiento de Incertidumbres Tributarias según CINIIF 23, la que fue dictada por el académico del Departamento de Control de Gestión y Sistemas de Información (DCS), Leonardo Torres.

El director del CTI, Luis Jara Sarrúa, señaló que “desde el año 2018 estas conferencias se han transformado en un punto de encuentro para la discusión de temas relevantes para el profesional vinculado con la Contabilidad”.

El profesor dio inicio al encuentro señalando que la interpretación CINIIF 23 –emitida por la Junta de Normas Internacionales de Contabilidad, IASB por sus siglas en inglés– entró en vigencia el 1 de enero de 2019.

¿Cuál es propósito de esta interpretación? Abordar la incertidumbre en el tratamiento del impuesto a la renta, dijo el académico del DCS. En base a esto, las organizaciones, ante escenarios tributarios inciertos, deben presentar y revelar esta información en los estados financieros, pudiendo generarse efectos que pueden ser importantes en los ítems de impuestos corrientes e impuestos diferidos si las contingencias tributarias no son previstas.

El profesor Torres agregó que “esta interpretación se originó producto de una consulta respecto de si es adecuado que las empresas reconozcan un pasivo por impuesto corrientes, si las leyes fiscales exigen que las entidades realicen pagos con respecto a un tratamiento impositivo cuestionado”.

El académico explicó que si bien es cierto que esta interpretación complementa a la normativa NIC 12 de impuesto a las ganancias, esta no se refiere a reflejar contablemente los escenarios tributariamente inciertos.

Tratamiento tributario y presentación de la información

¿Qué se entiende por tratamiento fiscal incierto? El académico del DCS dijo que para este proceso existe una incertidumbre sobre la aceptación por parte del SII –en el caso chileno–, de las declaraciones tributarias. Y, en este aspecto, la incertidumbre puede relacionarse con pérdidas tributarias; ingresos imponibles y deducciones; base tributaria; entidades gravadas, y declaraciones actuales y futuras de impuestos.

Estas, además, podrían verse afectadas por los cambios en la legislación tributaria; diversidad de interpretaciones por parte de la autoridad tributaria; el ambiente regulatorio; la información pública de declaraciones de otras entidades y las transacciones nuevas o acuerdos para los que no hay historia.

El profesor Torres manifestó que las empresas deben ser cuidadosas al revelar esta información en sus notas explicativas, porque la interpretación CINIIF 23 les generará un pago adicional, que puede afectar la tasa efectiva de impuesto y los dividendos de los accionistas de las compañías.

¿Qué información se debería presentar? Las compañías deben evaluar si revelan la determinación e información sobre supuestos y estimaciones realizadas de la ganancia o pérdida tributaria; las bases tributarias; las pérdidas tributarias no utilizadas; los créditos fiscales no utilizados y las tasas de impuestos mediante la aplicación del párrafo 122 de NIC 1, señaló el académico.