El desafío de la velocidad

21 de junio 2017
Profesor
Sigifredo Laengle.

El desafío de la velocidad

"¿En qué consiste el desafío de la alta administración? Nosotros creemos que la clave está en elegir la velocidad correcta de la innovación de los procesos; es decir, determinar cuán rápido se realiza el ciclo de (re)diseño, implementación y el monitoreo".

La gestión de procesos hace realidad la agilidad de una compañía, la convierte en una 'empresa en tiempo real’: Este es el desafío más relevante para las compañías que enfrentan un entorno cambiante y altamente competitivo. Una empresa en tiempo real es capaz no sólo de diseñar, implementar y monitorear sus procesos, sino que también lo hace a alta velocidad.

Para comprender el desafío de la real-time enterprise, reflexionemos un momento a la luz de las carreras de fórmula 1. ¿Cómo se gana una carrera fórmula 1? ¿Cuáles son los factores claves que aseguran el éxito? Es claro que la alta velocidad del vehículo asegura ganar la carrera. De igual forma, en una compañía la alta velocidad para satisfacer los deseos de los clientes es un elemento clave. Sin embargo ¿cuáles son los aspectos de fondo que aseguran la alta velocidad en la carrera? Veamos más en detalle.

En el pit-stop de la escudería Ferrari es donde se juega gran parte de la carrera. Allí se realizan simultáneamente muchas actividades complejas en unos pocos segundos. Ellas necesitan coordinarse con ayuda de sofisticados sistemas de comunicación. Nada se deja al azar, y trabajar con alta precisión y velocidad en tiempo real es fundamental. ¡Verdaderamente hay un aprecio por la velocidad y el detalle!

Al final de una carrera resurge la cruda realidad de las escuderías. Hay veces que un golpe de suerte permite una buena posición en la carrera. La rotura de motor, o la obligación de abandonar cuando el equipo comete un error técnico, puede significar acabar en una posición en desventaja. El equipo pone muchos esfuerzos en la evolución mecánica y aerodinámica que introducirán. Lo que está en juego es conseguir arañar algunos segundos. En una carrera todos los equipos presentan evoluciones. El desánimo puede adueñarse de la escudería en cualquier momento. Todo se hace para lograr una óptima "velocidad punta”, acumular buenos puntos.

MONITOREO

Pero eso no es todo. Observemos ahora una foto de la trastienda de una carrera, esta vez de la escudería MacLaren. Se trata de la unidad de telemetría de datos. Allí observamos cómo un grupo de analistas monitorea el comportamiento del vehículo segundo a segundo. Los aparatos de telemetría miden la temperatura del motor, la composición del aceite, la relación entre frecuencia y velocidad y otros indicadores de desempeño del vehículo. A cada instante, ellos capturan información y la analizan para saber qué está sucediendo y por qué. Ellos tampoco dejan algún detalle al azar. Con esta información, el equipo debe determinar cuándo hacer pit-stop y qué ajustar en esos escasos segundos de detención. La velocidad es la clave, pero sólo es posible ser veloz si se dispone de un sistema riguroso y detallado de monitoreo, del desempeño

La medición del desempeño posibilita el ajuste del vehículo a las condiciones cambiantes de la carrera. Sin la información any-time y any-place capturada por los aparatos de telemetría, no es posible ajustar la estrategia original de la carrera a las nuevas condiciones. Afortunadamente, en el ámbito de los negocios, ¡la tecnología está disponible para ponerla en práctica! Y ésta es posible si: (1) el plan de largo plazo se re-diseña (ajusta velozmente a las necesidades actuales), (2) se efectúa una implantación veloz de los re-diseños; y (3) se dispone de un sistema de monitoreo eficaz y preciso.

ALTA GERENCIA

Quisiéramos hacer una última pregunta a la alta gerencia. ¿En qué consiste el desafío de la alta administración? Nosotros creemos que la clave está en elegir la velocidad correcta de la innovación de los procesos, es decir determinar cuán rápido se realiza el ciclo de (re) diseño, implementación y el monitoreo.

Sabemos que entre un Volkswagen Escarabajo de 1960 y un auto fórmula 1 hay una enorme diferencia de velocidad. Un auto modelo WV Escarabajo es una elección barata, pero es hoy por hoy, una solución lenta. Por otro lado, elegir un fórmula 1 es una solución fantástica, pero puede ser muy cara y riesgosa. Las tecnologías están disponibles al alcance de las compañías que quieran elegir un fórmula 1. La habilidad de los gerentes consiste entonces en saber elegir la velocidad de innovación de sus procesos para enfrentar el entorno.